¿Como se origino la agricultura biodinamica?

La agricultura biodinámica no aparece de forma gradual sino que tiene un origen claro y puntual: El Curso de Agricultura que mantuvo Rudolf Steiner en Koberwitz en Pentecostés de 1924. A lo largo de 10 días se mantuvo un curso especializado de agricultura que partía de la corriente de trabajo de la Antroposofía. Fundamentalmente se trataba de ocho conferencias, que fueron estenografiadas y publicadas paso a paso como libro tras el curso. A este libro le llamamos actualmente, junto a la razón histórica también, “Curso de agricultura”.

Para las personas ajenas a ello es seguramente sorprendente el que este Curso de Agricultura pueda constituir tanto como momento histórico, además de hoy en día también como texto la fuente para muchos miles de personas y para el Movimiento biodinámico. Y también es sorprendente que Steiner pudiese –no siendo agricultor- impulsar a estas personas y en este campo de forma tan profunda y tan permanente.

Agricultores de su entorno rogaron a Rudolf Steiner dar este curso sobre agricultura. Estos agricultores sentían la necesidad de una renovación en profundidad de este ámbito de trabajo y de vida. Steiner da respuesta y trata las preguntas de los agricultores y por ello, en muchas ocasiones, en las conferencias hacen referencia y parten de las condiciones de tradición y también modernistas en las que se encuentran inmersos los participantes. Por otra parte, Steiner como investigador espiritual, trata muchos aspectos de forma principal y habla de las relaciones entre las condiciones productivas de suelo, planta y animal en la agricultura, hace indicaciones sobre visiones profundas y amplias perspectivas. Además, Steiner introdujo medidas prácticas totalmente nuevas, por encima de todo los preparados.

En Koberwitz fue ya creado el Círculo de experimentación de agricultores antroposóficos. Esta asociación ha coordinado los trabajos de experimentación prácticos en las diferentes regiones, tomado en su mano la preparación y distribución de los preparados, impulsado el trabajo de investigación, organizado encuentros, fue fundada una revista, etc. Tras este ejemplo han surgido hasta hoy en muchos países asociaciones para el cuidado y mantenimiento del impulso biodinámico y son aún la columna vertebral de organización del Movimiento.

El nombre “biológico-dinámico” no proviene de Rudolf Steiner, sino que fue introducido en los primeros años después del Curso. Se cuenta que uno de los grupos hacía más hincapié en lo biológico o las leyes de lo vivo mientras que el otro grupo insistía más en el trabajo con las fuerzas o lo dinámico. Como síntesis de ello surge entonces el concepto de biológico-dinámico. Demeter, como palabra y marca, es introducido en los años 30, como aval y sello de calidad de los productos. En el año 1997 se funda Demeter internacional, para coordinar de forma federativa la política de la marca.

La Sección de Ciencias naturales del Goetheanum fue el socio y la referencia más importante para las personas y para el trabajo en las granjas. Ya en el primer invierno tras el Curso de agricultura, 1925, se llevó a cabo en el Goetheanum el primer Congreso de agricultura. Desde entonces y hasta hoy ha tenido lugar cada año este Congreso. Este Contemplado desde una perspectiva histórica, este Congreso constituye dentro del desarrollo del año un acontecimiento importante para las personas que están relacionadas con el impulso biodinámico. Cada año tiene una temática de actualidad y se compone de informes de experiencias, de informes de investigación, del estudio de base de la Antroposofía y de aportaciones artísticas. Desde unos humildes comienzos se ha desarrollado como un evento que reúne actualmente a unas 700 personas de 30 países.

En el Movimiento biodinámico vive la consciencia de que los principios y bases fundamentales del Curso de agricultura, son relevantes y vigenetes para un período de tiempo amplio. Su forma de entenderse y su aplicación práctica han de ser abordadas cada vez de nuevo por cada generación. La cuestión acerca del potencial de desarrollo actual del Movimiento biodinámico, depende hoy en realidad de las posibilidades individuales y su capacidad de trabajo asociativo.

De forma complementaria se halla cada vez de forma más importante el re-conocimiento y la voluntad de trabajar conjuntamente en alianzas. Esto es válido tanto para el trabajo cooperativo dentro del Movimiento biodinámico como para el trabajo de cooperación con el Movimiento Bio y con la sociedad civil a nivel mundial. El Informe agrario mundial de fue publicado en abril de 2008 ha mostrado de forma clara que una agricultura ecológica, regional, multifuncional y basada en el conocimiento de la experiencia, puede hacer frente de forma óptima a las exigencias y necesidades del futuro. El Movimiento biodinámico, como movimiento pionero de la agricultura ecológica, y como uno de los círculos tanto antes como ahora más innovadores, desea y puede ser una aportación a este gran reto.