Los preparados biológico-dinámicos

Pierre Masson

En las ocho Conferencias de Rudolf Steiner sobre agricultura en junio de 1924, en Koberwitz, los preparados biológico-dinámicos adquieren un lugar central en las Conferencias cuarta y quinta. 90 años después, podemos comprobar que en la práctica de una agricultura biológico-dinámica, que se basa en una visión espiritual de las relaciones entre el ser humano, la tierra y el cosmos, y que se apoya en la creación de un organismo agrícola individualizado y cerrado, la producción y aplicación de los ocho preparados –que surgen de la investigación de la ciencia espiritual de Rudolf Steiner- se encuentran en el punto central.

Dos preparados de pulverización que se complementan:

El primero, el preparado de boñiga en cuerno, también llamado 500 (después de que Ehrenfried Pfeiffer descubriese 500 millones de bacterias anaeróbicas por gramo en el preparado y a listo), es preparado a partir de estiércol de vaca. Un cuerno de vaca se rellena con el estiércol de vaca y pasa 6 meses durante el invierno en un suelo fértil. El preparado está orientado fundamentalmente al fortalecimiento del suelo y el sistema radicular, la planta “se encuentra con él desde abajo hacia arriba”.

El segundo, el preparado de sílice en cuerno, también llamado 501, se prepara a partir de cuarzo finamente deshecho y rallado, que va ser introducido en un cuerno y enterrado durante 6 meses, en los que la tierra se encuentra sometida a las fuerzas del verano. Es como una “pulverización de luz”, y actúa a nivel de los órganos superiores de las plantas, de forma que “tira de las plantas desde arriba.”

Seis preparados, que normalmente son añadidos al estiércol del establo y al compost:

Cuatro de los seis preparados del compost atraviesan un proceso de fermentación dentro de una funda de origen animal enterrados en el suelo durante el invierno. Ello después de que antes hayan sido en parte colgados y sometidos a las fuerzas del verano. Para las flores de Milenrama (502) se utiliza una vejiga de ciervo, para la Chamomilla (503) un intestino delgado de vacuno, el cráneo de un animal doméstico para la corteza de roble (505) y el mesenterio de vaca para el Diente de león (506).

Otros dos preparados no necesitan una envoltura. Se trata del preparado de Ortiga, que se entierra y se desarrolla directamente en la tierra durante un año entero (504), y un extracto líquido de la flor de Valeriana (507).

La transformación de la materia viva (suelo, plantas, animales y alimentos), que resulta de la aplicación de mínimas cantidades de sustancias metamorfoseadas alquímicamente en los preparados, representa un impulso único, que caracteriza la agricultura biológico-dinámica.

  • Sitemap
  • Contact
  • Impressum
  • política de privacidad